5 Súper Ventajas de Usar Uniforme Para Empleo Docente

Equipo Editorial

5 Súper Ventajas de Usar Uniforme Para Empleo Docente

El uniforme laboral provoca un ¡Ah! el primer día que lo usas y después de un tiempo de usarlo un, ¡Qué aburrido! Sin embargo, encontré que hay cinco súper ventajas para usarlo y que valen mucho la pena.

¿Y cuáles son esas 5 súper ventajas de usar uniforme para empleo docente que valen mucho la pena? Las cinco ventajas pueden ser diferentes para cada profesional en la industria de la educación, pero éstas son las cinco de mayor impacto y con una de ellas puedes ahorrar.

  1. Destacar tu imagen
  2. Practicidad 
  3. Prestación laboral de Valor
  4. Mantenimiento sencillo
  5. Ahorro

1. Destacar tu Imagen Usando Uniforme

Un uniforme muestra las mismas características en diseño, textura y color de cada persona que lo utiliza para representar el mismo cargo o puesto; el uniforme para empleo docente da identidad e imagen visual a quién lo porta y a la institución que representa sin duda alguna.

Sobre todo, porque toda imagen homogénea es un eco de lo que  comunica. Cuando portas un uniforme institucional sobresales sobre del resto de la comunidad a la que sirves y hacia dentro para la que estas trabajando. Un educando te reconoce con facilidad y un colega se identifica contigo de forma inequívoca.

Tu apariencia en vestimenta habla por ti al estar proyectando al mismo tiempo todos en conjunto la identidad visual del centro de trabajo.

Detrás De La Decisión De Asignar Un Uniforme.

Detrás de la decisión de asignar un uniforme ha estado la institución en cada elemento del mismo, ésta ha pensado como transmitir ese mensaje tomando en consideración el color, la tela, el modelo o modelos de vestuario, los emblemas que irán bordados o estampados como el logotipo, el nombre, el escudo. Elementos que se integrarán a todos los otros de su imagen corporativa.

Quiénes Portan un Uniforme Laboral

Normalmente hay asignado un uniforme que cubre las necesidades de uso por cada área de trabajo. De esta manera, los uniformes de preescolar tienen una bata de gran uso en el trabajo con los infantes como un bolsillo para  guardar las tijeras, la goma y hasta el último recorte para dar a los alumnos en el proyecto del día.

En el área de recepción se distinguen los uniformes de estilo ejecutivo y en las cafeterías los de estilo higiénico en colores blancos o negros usualmente; al exterior de la institución se usan los uniformes para los jardineros y guardias de seguridad interna.

En las áreas de coaching o capacitación no hay un uniforme per se, pero a veces llevan un distintivo bordado en una prenda en particular, si el coach pertenece a un despacho que asi lo ha determinado.

2. La Practicidad de Usar Uniforme para Empleo Docente

El uniforme institucional es una gran herramienta de trabajo porque evita que te pares frente al guardarropa a ver y ponerte a pensar que vestir cada día y en ello ocupar, a veces, más tiempo del que quisieras para alistarte; ese tiempo que no usas en elegir tu vestimenta lo tienes libre para lo que quieras antes de salir de casa al trabajo. Como por ejemplo: pasar un ratito más de calidad con tu familia, ir a recoger las fotocopias para tu clase de hoy o cualquier otro pendiente de último minuto.

Incluso arreglar con más esmero tu cabello, degustar de forma más tranquila tus alimentos o llegar antes a tu centro de trabajo simplemente para estar en control de tus actividades antes de empezarlas.

Lo mejor es que al contar con uno o varios uniformes, solo resta que prepares, tu vestimenta al día siguiente, el calzado y los accesorios con que coordinarlo; aunque he encontrado en mi investigación que algunas reglas para vestir un uniforme restringen o anulan el uso de accesorios a criterio personal porque también hay un reglamento de uso para ello.

Por ello, para no pasar por una llamada de atención de parte de tu centro de trabajo, o tener falta de conocimiento sobre la reglamentación del uso del uniforme hay que averiguar por ejemplo, de que tipo y de que color son los zapatos. Así mismo, cuales son los accesorios permitidos y cuales los prohibidos.

Al final del día, la practicidad de portar el uniforme es justo tener todo lo que lo conforma listo y qué cubra los lineamientos de etiqueta de vestir institucional. Por esto te preocupas  por ello solo la primera vez que lo recibes, posteriormente ya no.

3. Prestación Laboral de Valor

Todo dependerá de las condiciones en que debas obtener el uniforme. En algunas instituciones el uniforme es parte de una prestación laboral y la institución lo entrega de una a dos veces al año y además de cualquier otro uniforme para los eventos que ellos consideren necesario, sin que tu tengas que dar ninguna aportación monetaria, porque es precisamente parte de la integración de tu sueldo. Sin embargo, en otras es un requisito que tú tienes que pagar.

Aún cuando sea un uniforme que se haya obtenido de una u otra forma, al final del día cumple con la función de proporcionarte a ti y a tu compañía una imagen profesional y eso es también de beneficio para ambos.

4. Mantenimiento Sencillo Del Uniforme Laboral

Mantener el uniforme en óptima presentación es sencillo pero también requiere de cuidados especiales para que siempre luzca. Lo primero es tener dos uniformes de cada tipo que se utilice. Por ejemplo, dos de diario y dos de gala. La razón es para que se vean lo menos desgastados posible en el transcurso del tiempo. Luego esta el lavado y por último las opciones de renovarlo.

El lavado del uniforme

Este es esencial en su cuidado; para extender la vida textil puedes seguir las siguientes sugerencias:

  1. Utiliza el mejor detergente, aquel que no rompa o decolore tus prendas; éste tipo de información puedes encontrarla en las etiquetas de los productos. Tal vez tengas que probar uno u otro hasta encontrar el adecuado o preguntar con amigos cuál les ha funcionado mejor.
  2. El sudor y el perfume tornan la ropa blanca amarillenta por ello es bueno poner a remojarla antes de lavarla usando un producto para desmanchar ropa. Esto debe ser lo más pronto posible una vez que te la hayas quitado. Incluso el mismo día porque a mayor tiempo en esperar a lavarla, la mancha que dejan el sudor o el perfume se torna opaca y aún después de haber lavado la prenda y volver a usarla se nota vieja y desgastada.
  3. No lo laves a diario si no es de color blanco; salvo que algo se te haya caído por accidente y eso haya provocado una mancha en tu vestimenta no es necesario lavarlo todos los días. A veces las manchas en el uniforme pueden ser retiradas con un trapo húmedo en la sección del problema únicamente.
  4. Oréalo al colgarlo en un gancho en el patio de lavado o en un lugar aireado para que los olores de que se haya impregnado se vayan.

Renueva Tu Uniforme

Si el color de tu uniforme se ha desgastado mucho, puedes volver a teñirlo  con un producto comercial fácil de adquirir en tu centro comercial local. El paquete de color trae las indicaciones para teñirlo y es algo sencillo de hacer. Aunque, esta acción de teñir las prendas podría no ser conveniente para ti, en el caso de que tu uniforme sea de un color en especial e imposible de igualar.

Otra forma de renovarlo, es comprar una sola prenda de entre todas las que forman el uniforme como la blusa, la camisa, falda, pantalón o el saco… que ya este desgastada y haga que se vea feo e incluso viejo.

5. Ahorro Al Usar Uniforme

Tener un uniforme para trabajar puede convertirse en una forma de ahorro; cuando recibes el uniforme como parte de tu salario, de inmediato has hecho un ahorro en la compra de vestimenta de todo el ciclo laboral y hasta que la compañía cambie esta política así seguirás ahorrando ese gasto.

Para ahorrar más, puedes utilizar 4 estrategias de finanzas personales.

Estrategia 1. Abre Otra Cuenta de Ahorro. Ropa Para El Trabajo. Uniforme

En ella depositas la cantidad que sea la que tu consideras haya sido el valor del uniforme, o la suma que tú crees que puedes o quieres aportar por ese valor del uniforme. A esa cuenta deposita dinero cada vez que te den un nuevo uniforme.

Llevar a cabo esta estrategia te permitirá haber ahorrado para utilizar el dinero en lo que te plazca cuando lo decidas. Tal vez, te tiente la idea de no ahorrar por este concepto; sin embargo y de hecho es un gasto que tendrías que haber hecho en caso de que tu hubieses tenido que comprar tu uniforme o ropa para el trabajo.

Este ahorro, es real si lo pones aparte. Es parte de tu sueldo y puede ser tangible si ahorras lo que te hubieses gastado en ropa para el trabajo.

Al final del año ese dinero lo puedes utilizar para lo que quieras, o seguir ahorrando para alcanzar un deseo mayor.

Estrategia 2. Ahorra comprando lo mejor.

Sí, por raro que parezca hay compras que ahorran; éstas compras no siempre se basan en el precio si no en la calidad  del producto.

Un accesorio de todo uniforme son los zapatos, mismos que regularmente no son proporcionados por una compañía del ramo educativo.

Compra zapatos que tengan las siguientes características:

  1. Sean del color que debe ser en concordancia con los requisitos del uniforme.
  2. Puedan ser renovados. Es decir que si desgastan puedas cambiar el tacón, la suela, la plantilla interna, incluso ajustarlos del empeine.
  3. Puedan ser boleados o darles mantenimiento de forma fácil: con una esponjita, una crema de zapatos, un paño.
  4. Compra sólo dos pares de zapatos al año para el trabajo. No se necesitan más, sí el clima en tu región es de estaciones climáticas duras como mucho calor y  luego mucho frío, adquiere zapatos que te protejan en ambas estaciones; unos cerrados para el invierno, unos abiertos para el verano.  Si puedes llevar a cabo esta idea; mientras, usas los zapatos de invierno podrás enviar a reparar los que usas para cuando hace calor o usar los segundos pares que tienes destinados para tu uniforme; la idea en el centro de esta decisión es haber comprado solo dos pares únicamente.
  5. Sean duraderos. Si tienes que elegir entre zapatos de material sintético o de piel, vete por los de mayor duración aunque de momento sientas que estas gastando más, no es así, pues lo más probable es que solo necesites comprar un solo par para todo el año en vez de dos.
  6. Ubica en donde se encuentran los lotes de zapatos de marca caros y de calidad a precios más accesibles. En México encuentras tiendas de fábrica de marcas finas y tiendas de distribuidores de zapatos con altos volúmenes de venta que los ofrecen con descuentos del 30 al 50%.
  7. Te permitan ahorrar. Si optaste por comprarte unos zapatos de menor precio que los que pensabas haberte gastado, aplica la estrategia uno, guarda el excedente en tu cuenta de ahorro porque eso fue lo que hiciste al elegir realizar una mejor compra. Y tú dinerito personal seguirá aumentado, asimismo en caso de tener o querer reemplazar los actuales, podrás hacerlo con menor esfuerzo.
  8. Que sean divertidos. Los zapatos se convierten en divertidos cuando te gustan, te sirven para lo que los has destinado y son diferentes. Bueno, en un uniforme siempre está la limitación de los zapatos que deben ser los elegidos, pero si no hay esa restricción de este tipo con tu vestimenta laboral, ¿Por qué no, divertirse al comprarlos del color oficial pero con un diseño diferente?
  9. Compra zapatos deportivos de larga duración. Los conceptos anteriores aplican también para los tenis, mocasines o zapatos similares. Incluso si son para un deporte en especial, como los que necesita un coach deportivo. Elige los mejores en duración

Estrategia 3. Ahorra Pagando Tu Propio Uniforme.

Esta estrategia aplica cuando la institución te pide que te compres tu propio uniforme.

Cuando la institución te pide que compres tu propio uniforme, pregunta si sería a través de ellos. Si te contestan que sí, pregunta si puedes hacer el gasto en pagos parciales vía nómina. De esa forma, el desembolso que haces no es por toda la cantidad de una sola vez, si no a paguitos mientras vas generando ingresos.

Una vez, que has acabado de cubrir el pago total de tu uniforme, guarda en un sobre la misma cantidad o la que puedas, de lo que cubrías en tu pago chiquito. El resultado de este esfuerzo, de finanzas personales, será que al final del año tengas todo el dinero por anticipado para pagar tu uniforme del nuevo ciclo escolar sin el sacrifico de desembolsar un pago programado. Sin embargo, te dará mucho gusto y descubrirás una sonrisa en tu rostro al saber el ahorro que lograste.

Por otro lado, también puedes ahorrar buscando quien te confeccione tu uniforme con una mejor tela; de inicio vas a tener un mayor gasto, pero te puede durar el doble de tiempo y así prolongar la vida útil de tu uniforme por lo tanto ahorras. Ciertamente, cubriendo los lineamientos de diseño del uniforme, no vaya a suceder que por no cumplir con ellos hayas mandado a confeccionar una prenda que no utilizarás ni para el trabajo ni en lo privado.

Estrategia 4. Ahorra Creando Tu Propio Uniforme.

Es cierto, que tener uniforme te permite un ahorro. Si no te lo proporcionan o piden, crea tu propio uniforme y diviértete usando el dinero que usarías en comprar ropa en otras cosas que desees en corto o a futuro.

Para crear tu propio uniforme toma en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Elige prendas que vayan de acuerdo con tu estilo de trabajo pues “tu uniforme” es la expresión de tu imagen personal.
  • Elige telas que te quedan de acuerdo a tu forma de cuerpo. Pruébate varios tipos de ropa con textiles distintos, te darás cuenta al verte en el espejo con cuales te gusta más como te ves.
  • Elige que tipos de cuello te quedan porque la mayor parte de la atención es primero sobre el rostro.
  • Elige juegos de ropa, que sean combinables, que te permitan crear diferentes atuendos combinando los colores y los estilos de las prendas.
  • Elige ropa que al lavarse sea de preferencia en casa y si es de lavado en seco considera ese gasto en lavado como un factor a tomar en consideración para su mantenimiento y sobre todo la disponibilidad de su uso, pues a menos que lo lleves a lavado exprés de unas horas y entrega en el mismo día con  costo adicional por ser exprés, tu ropa estará listo de dos a tres días mientras que hacen el lavado en seco.
  • Asigna un presupuesto para tu uniforme y ajústate al mismo o si tienes que excederte que sea la menor cantidad posible.
  • Una vez que hayas hecho la compra, continúa ahorrando una parte proporcional de lo que gastaste para que la nueva compra de tu uniforme sea placentera.
  • Compra accesorios versátiles que hagan lucir tu uniforme diferente, diviértete al comprarlos. Acude con “El uniforme” a las tiendas y pruébate los accesorios para ver cómo se vería con ellos.
  • Los hombres pueden integrar a su atuendo accesorios como chalecos, pulseras, collares, mascadas, sombreros, una pluma, varias corbatas, cinturones. Además, en la forma de doblar el cuello o las mangas de la camisa constituyen otro “accesorio” que hace ver la prenda de forma diferente.

Y así estas fueron las cinco ventajas de usar uniforme para empleo docente y además con las que podrías ahorrar.

Deja tu opinión

Categorías

DOSSIER EMPLEO DOCENTE

La bolsa de empleo docente

y de formación empresarial.

CONTACTO

MIKALOS
González Ortega 204C, Colonia Reforma y Ferrocarriles Nacionales, C.P. 50070 Toluca México. MÉXICO
[email protected]

MIKALOS